Archivo | Política El Salvador RSS for this section

Nuevo gobierno, ¿nuevo programa educativo?

Ignorar las graves deficiencias educativas que persisten en El Salvador es ignorar las oportunidades de negocios que se presentan constantemente en la era de la informática.

rápido en el garaje de su casa a partir de productos web exitosos creados una tan sola vez y vendidos miles o millones de veces.

En la era industrial se necesitaba fabricar un producto tangible, material millones de veces junto al establecimiento de los canales de distribución para crear una fortuna, ahora la economía pasa por un proceso revolucionario capaz de crear riqueza a través de la tecnología y así mejorar la economía local; prueba de ello en nuestro país es la industria informática relacionada con las redes sociales que está siendo utilizada por muchos jóvenes para generar ingresos a través de su administración o aprovechadas por comerciantes para la venta de sus productos o servicios.

Revisando estadísticas de una empresa nacional dedicada a la intermediación entre sitios web como Amazon y usuarios en El Salvador las compras en línea han tenido un incremento de 40 % a 45 % entre 2012 y 2013, cifra que va acorde al comportamiento mundial donde cada vez se hacen más compras en línea y donde la nueva tendencia es hacerla a través de teléfonos inteligentes. También toda persona conectada a internet tiene la posibilidad de comprar y vender divisas a través del software gratis de FOREX obteniendo así ganancias diarias, incluso comprar y vender la moneda virtual “bitcoin”.

De forma paralela, el campo de la medicina está dando grandes pasos en el desarrollo de medicinas genéticas que tienen el potencial de curar varios tipos de enfermedades y alargar nuestra vida.

Estos y otros tantos desarrollos tecnológicos con los que encaramos el siglo XXI solo son posibles aprovecharlos de manera óptima a través de una educación de calidad enfocada con las nuevas realidades de un mundo conectado que tiene como estandarte la creatividad y la búsqueda de soluciones depuradas a problemas recurrentes. Parece risible y fuera de toda lógica que en las aulas de clase continúen en pie contenidos que no tienen ningún fin práctico a la realidad económica de una generación que se perfila a ser una de las más violentas y marginas de la historia nacional. Se debe impartir un componente humanístico que permita comprender las ciencias sociales, sin embargo el énfasis debe estar anclado a las nuevas herramientas tecnológicas que permitan generar conocimiento y no ser simples “fotocopiadoras” que lo reproduzcan. El actual programa educativo continúa sin estimular la creatividad y brindar las herramientas que permitan construir o desarrollar una idea y así imprimirle competitividad al país.

El nuevo Gobierno, a través del Ministerio de Educación, tiene la misión de generar los espacios que les permitan a los estudiantes capacitarse en las áreas tecnológicas a todos los niveles y así lograr congruencia entre educación y las nuevas demandas de la humanidad para competir de forma eficaz en otros mercados. Los programas educativos, educadores e infraestructura deben ser modernizados para obtener resultados sólidos, y como punto medular –intrínseco a la cultura salvadoreña– se debe cambiar la concepción de estudiar para obtener un empleo: se debe estudiar para generar más empleos.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 27/04/2014 en La Prensa Gráfica y republicada en MedioLleno.SV

Los medios de comunicación manipulan

Por Mauricio González

Los medios de comunicación son empresas legalmente establecidas, pagan impuestos, mantienen estructuras jerárquicas, tienen el poder de generar opinión pública, además de ocultar o poner en agenda temáticas a conveniencia. Los medios de comunicación han sido clasificados como un poder fáctico, el que no se percibe pero está presente a través de sus valoraciones u opiniones intrínsecas sobre la realidad nacional o internacional.

En El Salvador los medios de comunicación tradicionalmente han estado alineados con el poder económico y los intereses que en ellos subyacen. Sin embargo durante los últimos años debido a la digitalización y el abaratamiento de insumos tecnológicos los medios de comunicación se han vueltos más democráticos, prueba de ello es la serie de canales de televisión abiertos, y ni hablar de los periódicos digitales. Estas acciones no hacen más que probar la importancia de los medios de comunicación y de la importancia que ven en ellos grupos políticos y económicos para manipular las audiencias a su conveniencia.

En el plano internacional el panorama es el mismo. Para los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 se realizó una cobertura minuto a minuto por las grandes cadenas internacionales que brindaban posiciones nacionalistas y anti musulmanas que rápidamente permearon los medios nacionales de la mayoría de países del mundo.

La agenda mediática durante la invasión a Afganistán, Iraq de igual forma estuvo llena de posiciones nacionalistas pro occidentales, dejando de lado el verdadero drama humano. Los intereses ocultos de dichas intervenciones y ante toda lógica explicar cómo la muerte de 2,000 personas en el World Trade Center de Nueva York podría justificar el asesinato de 6 millones de personas solo en Iraq, donde se utilizaron armas de uranio empobrecido, bombas de racimo entre otros adelantos del sistema militar industrial.

Tal es la manipulación mediática a la que estamos expuestos que no solo se justificó la ocupación a Iraq y Afganistán, sino, la intervención en Libia, Sudan, y más recientemente Siria. Los grandes medios de comunicación han obviado el terrorismo ejecutado por grupos mercenarios financiados por la OTAN y que tienen como objetivo Siria, El Líbano y posteriormente Iraq.

Sin embargo han desplegado una amplia cobertura a la crisis en Crimea, sin explicar el contexto histórico de la región, además de satanizar al presidente Ruso Vladimir Putin. Me llama la atención exponer este caso porque la crisis en Ucrania surgió después que el parlamente ucraniano rechazara de forma legítima su incorporación al Euro, eso fue en noviembre de 2013, como lo plasma una noticia del Diario El País de España.

Esa información nunca se pone en contexto, ni de por qué Estados Unidos ratifica una golpe de estado contra Kiev y después se sataniza a Rusia.

Lo cierto es que debemos entender de una vez por todas que los medios de comunicación son manipulables y corruptibles.  Filtran información a conveniencia y difícilmente aceptan sus errores.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 19/03/2014 en MedioLleno.SV

Ningún presidente es mago

Por Mauricio González

El Presidente de la República de El Salvador ejerce su cargo por un período de 5 años en contraposición con los grandes empresarios salvadoreños, quienes según sea el caso, sus historias familiares con facilidad datan del Siglo XIX. Cronológicamente los períodos presidenciales en el país podrían medirse a cuenta gotas en comparación a los demás elementos de poder que se interrelacionan en su entorno, el sector empresarial, sindicatos, movimientos, Órgano Legislativo, Órgano Judicial, Fiscalía General de la República, Corte de Cuentas, poderes mediáticos, naciones extranjeras, así podrían enumerarse otras instituciones, potencias u organismos jerarquizados en El Salvador y el Mundo.

Ante dicho panorama vemos que el poder de un presidente es relativo mientras ejerce su cargo y difuso en el tiempo. Diferentes grupos o instituciones buscan salvaguardar sus intereses, no busco entrar en un debate ético consecuente sobre dichos intereses, lo único que me importa transmitir es que cada quien defiende lo que le conviene.

Imagínese la gran cantidad de intereses que cualquier presidente debe tratar de solventar en el país, por un lado los industriales, por otro los artesanos, los financieros, sindicato de maestros, sindicato de obreros, industria de agrícola, caficultores y un sinfín de organizaciones. Cuando entendemos que un presidente, junto a su gabinete y ministros deben intentar solventarles los intereses a todos los salvadoreños inevitablemente estos se traslapan, afectan a uno y benefician a otro.

Y es que los presidentes salvadoreños cuando llegan a su  cargo llevan consigo a cuestas una gran deuda de quienes apoyaron su candidatura, financiaron su campaña y quién sabe cuántos favores que deberán ser pagados durante su período presidencial.

Llegar a un cargo presidencial representa la difícil tarea de tratar de unir los intereses generales de la sociedad, los que en muchas ocasiones se ven opacados por intereses menores.

Seamos conscientes, un presidente no es un mago que por arte de magia va a sacar al país del subdesarrollo y del bajo crecimiento económico, violencia y todos los males que nos afectan. La figura presidencial es un elemento jerárquico que debe bosquejar y trazar las directrices del bienestar, además de brindarnos un ambiente óptimo para el desarrollo económico, sea que venga de un lado o del otro.

Los que deben ensuciarse las manos y rajarnos la espalda somos nosotros, los empleados, los empresarios. No debemos tener la esperanza que un presidente por su bonita campaña va mejorar nuestra calidad de vida como si el territorio nacional estuviera asentado en grandes reservas de petróleo o betas de oro.

Somos los salvadoreños quienes debemos impulsar el desarrollo nacional, cimentado en la educación y en los valores éticos y pragmáticos que nos ayuden a convivir con los demás. El futuro está en nuestras espaldas, no en el de ningún presidente de derecha o de izquierda, el futuro se construye sobre la base de trabajo, constancia, responsabilidad y creatividad. Elementos con los que podemos darle la cara al Siglo XXI.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 05/04/2014 en MedioLleno.SV

Una visita a la casa de Fabián y Tulio

Por Daniel Rucks, retomado de la memoria cache del sitio danielrucks.com

Profeso el mayor respeto a los homosexuales, no estoy de acuerdo con que puedan unirse en sacramento matrimonial religioso, y el civil tampoco, mucho menos que tengan derecho a adopción ..y es simple, aquellos que somos padres de hijos varones, sabemos perfectamente bien, lo necesaria que es en su formación (la del niño varón) la figura paterna … que van a hacer, criaturitas de Dios si tienen dos madres ?

Contestame esa Ricky Martin !!, si tus hijos imitan tu ejemplo, ya estamos re jodidos.

Que se junten, que se amanceben, que enconcubinen, soy de la idea que entre más se junten varones con varones, las probabilidades, de que nosotros los heterosexuales logremos conquistar una mujer suben proporcionalmente.

Y después de esta valiente declaración de principios, debo de confesar que no tengo la más mínima idea de cómo funciona un hogar de maricas.

Diferentes episodios

– Fabián, gordo, tú me agarraste la pipa ?

– Si Tulio, mi rey, aquí estoy fumándola en la cama, vení y me acompañás a ver el partido de futbol.

Una pipa, es algo, que uno jamás tiene que compartir con una mujer, aunque sea tu esposa, lo mismo el canal de deportes, no va a venir tu mujer a decirte “Ah no, quitá el futbol que quiero ver la NBA !”

Se dan cuenta dónde empiezan los problemas ?

Domingo, los dos amanecen empijamados, quien saca a pasear a “Burbuja” ? Típico Caniche toy con nombre de perro de maricas ?

– Nada de eso Tulio, yo ya saqué a “Burbuja” anoche, hoy te toca a vos …

– Como lo voy a sacar si estoy con mi pijamas fucsia y encima está lloviendo ?

– Ah pues, lo saco yo pero te toca sacar la basura toda la semana … me entendiste bebé ?

Los hogares gay tienen sus malos y sus peores, por ejemplo típico diálogo de marica celoso …

– Fabi !

– Dime primor …

– Quien es este ¿? – se atora de la rabia Tulio – quien es este tal Ernesto que te manda una foto con el pecho desnudo al cel y este mensaje “encontremos la solución al escape” …. Quien es ?

– Pero Tuli, Ernesto es el mecánico …

– Y porque te manda esta foto a medio vestir ?

– Así trabajan los mecánicos primor, con el pecho al aire …

– Y esto de “encontremos la solución al escape” ?

– Por eso, mecánico, te acordás que el caño de escape del carro se atoraba ?, bueno él quiere destaparnos el escape …

– Que te lo destape a vos … maricón e infiel …donde vas a encontrar quien te cocine como yo ?

El problema, después de berrinches que van y vienen, se soluciona cuando ambos, Fabián y Tulio, terminan con el escape bien destapado.

Otros pequeños dramas

En los matrimonios heterosexuales hay un grave problema, el hombre moja la “taza” o “bizcocho” del inodoro, cuando para orinar, no lo levanta, la mujer no … sin embargo, en este machismo exacerbado que vivimos, el hombre moja, la mujer “limpia” … que crueldad no ?

Ahora en el hogar gay, los dos mojan ..quien limpia ? En el matrimonio heterosexual el lema es “Si mojás, yo seco”, en el gay “si mojás, te mojo .” Que cosa más asquerosa !

Cuando la esposa de uno, viene, usa tu rasuradora, está bien, está mal cuando la deja tirada en cualquier lado y no en el ángulo superior izquierdo del lavamanos donde debe estar siempre … aun así, el problema no es tan grave.

Veamos …

– Fabi, te he dicho mil veces que dejes la rasuradora en el mismísimo lugar donde la encontraste !

– Ay, no te ofusques papi, que solo la usé para rasurarme esos cuatro pelos del bigote que siempre te molestan …

– Entiéndeme chiquito, que no me molesta que la uses, sino que no la devuelvas a su lugar …

– Mmmm que geniecito !!

O la última, cuando el más corpulento de los dos viene de trabajar, siete pm, con un dolor de cabeza fatal …

– Tulio, la cabeza me va a reventar.

– Ya te traigo un par de aspirinas Fabi …

– No, si ya me tomé una docena, todo el día ha estado así … desde que me bañé en la mañana, me vestí con esos mini slips que me compraste, están divis …pero ya en la oficina me estalló la chochoca.

– Unos minislips Fabi ? Azul y rojos color Barcelona ? Si no eran para vos, eran para mí, yo soy tres tallas más pequeño que tu …con razón te duele la cabeza … si has llevado “los que te dije” apretados todo el día …

Y empieza un nuevo pleito …

Explicanos esa parte Ricky Martin, Cristiano Ronaldo, Jim Parsons (al menos éste último es simpático) como se lleva el orden en una casa así ?

Nadie cree en las pandillas

Por Mauricio González

En el tema de reinserción todos merecemos una oportunidad, pero también las oportunidades deben estar acompañadas de un elemento de castigo por  todos los crímenes y delitos que han cometido las pandillas contra miles de salvadoreños inocentes.

La racha de homicidios se incrementó durante septiembre, rompiendo con una extraña tendencia a la baja producto de la “tregua entre pandillas”. Los salvadoreños hemos sido testigos de los asesinatos crueles y bárbaros que han cometido estos grupos al margen de la ley.

Ciertamente las pandillas surgen en el contexto de la migración hacia Estados Unidos, familias desintegradas, problemas con las drogas, falta de educación y de recursos económicos, entre otros. Ellos han sido víctimas de una “realidad preestablecida”. El entorno social, educación, ingresos económicos son una condicionante para que el individuo no pueda desarrollar sus capacidades, sin embargo hay jóvenes que han nacido en situaciones desventajosas y han logrado desarrollar una vida económicamente activa, basado en principios y valores éticos.  Pero eso depende de cada quien, la voluntad-. Para un joven pandillero es más fácil extorsionar, vender drogas y delinquir durante la semana que tener responsabilidades. Ciertamente el empleo en el país es pobre para la juventud, pero también es cierto que en la crisis se encuentran oportunidades, una venta de comida, negocio informal, o cualquier actividad legal que le genere dinero y a partir de ello poder estudiar o realizar otra actividad productiva. Lo que sucede es que esos son caminos menos lucrativos y requieren más esfuerzo en comparación de actividades ilegales.

Imagínese todo el sufrimiento que las pandillas les han traído a algunas familias salvadoreñas, la angustia de no encontrar a un hijo desaparecido, las violaciones sexuales de mujeres, el reclutamiento forzado de estudiantes, homicidios, entre otros crímenes impactantes. Si usted no ha vivido estas situaciones y solo las ha visto por televisión difícilmente va entender el alcance que tienen estos crímenes.

Los meses que duró la tregua, donde los asesinatos se vieron reducidos solo es un grano de arena entre un mar de asesinatos y de víctimas que reclaman justicia. Si las pandillas realmente están dispuestas a reintegrarse a la sociedad tendrán que pagar por sus actos cometidos; los que ya están en la cárcel cumplir con sus penas; los que andan libres entregarse a la policía para iniciar su proceso. Deben parar el reclutamiento de menores, parar las extorsiones, desarticular las estructuras de poder, entregar las armas, someterse a educación tras las rejas y abandonar cualquier acto ilegal o que los involucre con el crimen organizado. Hasta que las pandillas no cumplan en esencia con estas medidas continuarán siendo grupos ilegales que deberán reprimirse, capturarse, judicializarse y pagar su condena en el sistema penitenciario de El Salvador y al final reintegrarse. Es iluso creer que estos grupos de la noche a la mañana cambiaron, integraron valores positivos y principios éticos a su vida; las extorsiones continúan, los asesinatos se han incrementado, crímenes y violencia sufren los salvadoreños a diario. Es por ello, entre otras cosas nadie cree en las pandillas.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 03/10/2013 en MedioLleno.SV

La Isla Conejo y un escuadrón de KFIR israelitas

Por Rafael Ángel Alfaro Pineda, ex-Vicecanciller de la República de El Salvador

A mediados de 1997, en mi calidad de Embajador de El Salvador en Israel, fui invitado a un almuerzo por parte del presidente de las Industrias Aéreas Israelíes en la sede de esa empresa, situada en Lod, cerca del aeropuerto internacional de Tel Aviv. En el trayecto desde Jerusalén, donde estaba en ese tiempo localizada la embajada de nuestro país, aproveche para informarme más sobre dicha institución, que durante la historia del Estado de Israel ha sido un baluarte en la defensa de esa admirable nación.

A mi llegada, procedimos a un recorrido por las instalaciones, habiendo tenido la oportunidad de observar el proceso de repotenciación de varios aviones MIG y Phantom de la Fuerza Aérea de Turquía; abordar el jet privado Galaxy que estaba listo para ser comercializado con la marca Gulfstream; así como apreciar los primeros modelos de aviones manejados a control remoto, conocidos como “drones”, los cuales parecían muy convenientes para vigilar nuestro mar territorial permanentemente. Sin embargo, dichos aparatos eran, al igual que la diplomacia, la primera línea de defensa del país, la cual debía de estar complementada luego por una retaguardia disuasiva, preparada para el peor escenario. Lo anterior nos llevó a abordar otro tema, relacionado con la disponibilidad de aviones de combate.

Aunque no soy un experto en cuestiones de defensa, sino entrenado en negociación y prevención de conflictos, también he aprendido en casi un cuarto de siglo en la diplomacia, que las realidades no pueden ser hechas a un lado, sin enfrentar posteriormente las consecuencias.

Durante el almuerzo, los ejecutivos israelíes demostraron su vasto conocimiento de la situación de nuestra Fuerza Armada, especialmente de nuestra Fuerza Aérea, abordando entonces las capacidades disuasivas limitadas de nuestros vetustos aviones A-37, los cuales todavía son parte de nuestro arsenal actual. Cumpliéndose el precepto de que ninguna invitación a almorzar es gratis, la oferta no se hizo esperar, proponiendo que nuestro país comprara un escuadrón de aviones KFIR, de fabricación israelí, con lo cual estaríamos preparados para mantener la paz en nuestras fronteras.

El KFIR una versión modificada del Mirage 5, de fabricación francesa, fue diseñado y entró luego en servicio en la Fuerza Aérea Israelí en 1975, luego del embargo de armamento ocasionado por la Guerra de los Seis Días en 1967, que no le permitió a Israel recibir 50 cazas Mirage que habían previamente ordenado y cancelado a Francia.

Durante un rato, escuchando las bondades y conveniencia de dicho avión, mi curiosidad me llevaba a adelantarme mentalmente sobre lo que yo consideraba lo más importante, así como el seguro obstáculo para la posible compra de estas maravillas tecnológicas, que estaban siendo substituidas en Israel por aviones más modernos, los F-16 y F-18, de fabricación estadounidense.

Sin embargo, llego el momento de formular la pregunta más difícil, solicitando el precio de estos aparatos, los cuales bordeaban regularmente los US$20 millones por unidad. La respuesta me dejo estupefacto, pues no creía lo que mis oídos escuchaban en ese momento. Se nos ofrecían 10 aviones de combate, con sus motores e instrumentos como nuevos, a un precio que era la mitad de lo que valían tan solo uno de estos artefactos. El precio era de US$1 millón por unidad, pagaderos de la manera que nosotros deseáramos, sin intereses.

Debido a mi sorpresa, volví a formular la pregunta sobre el precio, recibiendo de nuevo la misma respuesta, agregándose la razón por la cual se nos ofrecían dichos aviones a ese monto, siendo esto por ser uno de los únicos dos países del mundo, junto a Costa Rica, que tenían su embajada en Jerusalén en ese tiempo. Al terminar el almuerzo me comprometí a mandar el informe a San Salvador al próximo día, pero antes de despedirme me condujeron a un espacio donde trabajaban una docena de técnicos en instrumentos de vuelo, haciéndome ver muy sutilmente, que estaban en el proceso de modernización de la Fuerza Aérea de Guatemala.

La mañana siguiente, al llegar a mi oficina luego de un desayuno de trabajo, ya estaba sobre mi escritorio la oferta de los KFIR, la cual en su portada tenia a un avión de estos despegando, ataviado ya con los símbolos de la Fuerza Aérea Salvadoreña. Dicho informe fue remitido al entonces presidente de la República, Armando Calderón Sol, así como al Ministerio de Relaciones Exteriores y al de la Defensa Nacional, recibiendo luego las instrucciones de responder que nuestro país no estaba interesado en la oferta. La falta de visión hizo, una vez más, que se perdiera desgraciadamente una oportunidad que no volvería a regresar.

En este momento, países como Honduras, que se escudan en la superioridad de su fuerza aérea para amenazar la paz en Centroamérica con la anexión ilegal de territorio salvadoreño, como es el caso de la Isla Conejo, en el Golfo de Fonseca, sabiendo que estaríamos preparados adecuadamente, para cuando se agotaran los recursos por la vía diplomática, poder defender la integridad de nuestro territorio. Cabe agregar que esta invasión de nuestra pertenencia territorial, no es solo una situación relacionada a la campaña presidencial en Honduras, como siempre se asegura cuando surgen estas provocaciones, sino que es un desafío real a nuestra soberanía.

La primera línea de defensa de un país es su servicio diplomático, siendo una grandísima desventaja en la actualidad que el nuestro este conformado en su mayoría por inexpertos activistas partidarios, en lugar de diplomáticos profesionales, entrenados para enfrentar estas situaciones cruciales. Ya debería de haber solicitado El Salvador la intervención del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en lugar de darle más largas a un asunto que puede convertirse en un amargo problema para la región. Sin embargo, cualquier esfuerzo que realice esa primera línea de defensa, debe de estar apoyada siempre por una institución armada eficiente y moderna, dotada de las mejores herramientas disuasivas posibles, para alejar las amenazas foráneas y mantener la paz en nuestras fronteras.

Con una amenaza real frente a nosotros, ha llegado la hora de volver a tener una cancillería seria y preparada, además de la modernización verdadera e integral del equipo de nuestra Fuerza Armada, dejando a un lado la politiquería y pensando en la necesidad primordial que significa la defensa de la patria.

Esta columna fue publicada por primera vez el 3/9/2013 en Diario Latino

Se repartieron la CSJ

Por Mauricio González

La principal característica de una república democrática es la división de poderes, que cumple el objetivo primario de depositar en diferentes órganos las principales funciones del Gobierno para no dotar a ningún órgano –Ejecutivo, Legislativo, Judicial- con demasiado poder ni con demasiadas atribuciones.

Montesquieu ya lo planteaba en el iluminismo europeo con su frase “el poder frena al poder”, sin embargo después de la serie de reuniones impulsadas por el Presidente Mauricio Funes junto a todos los partidos políticos se negociaron los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, propietarios y suplentes, así como también a su Presidente, el abogado Salomón Padilla.

Esta serie de reuniones violó la esencia de la Constitución de la República de El Salvador que establece en su Artículo 86. el principio de legalidad referente al ejercicio del poder por parte de los Órganos de Gobierno y sus funcionarios, dentro de las respectivas atribuciones y competencias así como su interdependencia.

Me imagino dentro de Casa Presidencial el bloque del CN, FMLN, GANA Y PES exigiendo que tales magistrados integrasen la Sala Constitucional, mientras que ARENA exigía otros y el CD no era más que un mero espectador.

Así de triste, el Órgano Legislativo a través del judicial se repartió las magistraturas de la CSJ y su presidencia 2012. En este contexto cabe preguntarse si los votantes hemos creado al monstruo y ahora no podemos detenerlo luego de entregarle a los partidos políticos tanto poder a través de un sistema de votaciones democrático, que tiene deficiencias desde su formación y que anteriormente había mencionado en mi columna “La mentira de la democracia”. 

Pero, ¿Por qué nunca se había dado este escenario en el país? Simple, es la primera vez que tenemos un gobierno de izquierda tras una larga historia de gobiernos de derecha, y no de hace 20 años, sino que desde la colonia. Desde esos entonces se entró en una confrontación para arrebatarle el control de las instituciones y de la CSJ a la derecha, que en otros tiempos las controlaban.

Indignante es ver cómo los partidos políticos son meras estructuras verticales, que defienden intereses de otras personas innombrables, con gran poder y que están detrás de ese espectáculo inmoral llamado Asamblea Legislativa, donde los intereses priman, no existen las amistades solo los compadrazgos, donde ahora estoy contigo y mañana con otro.

Luego de encontrado un acuerdo político, es un irrespeto para la Constitución actuar de esa forma. Talvéz los medios de comunicación y ciudadanos nunca tengamos los pormenores de cómo se negoció en CAPRES, o como coloquialmente se dice en Suramérica “cómo se batió el cobre”. Lo único cierto es que actuaciones de este tipo no hacen más que socavar la confianza de los votantes con los partidos políticos, quienes poco a poco se dan cuenta de sus artimañas, y busca constante de poder e influencia en todo el aparato gubernamental. Necesario es caer en la cuenta de estas actuaciones para que a largo plazo sepamos que quizá los partidos políticos no son la mejor forma de ejercer una desgastada democracia, pero esa ya es harina de otro costal.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 13/08/2012 en MedioLleno.SV