Archivo | Entrevista RSS for this section

Entrevista con Paula Manaker, actriz Argentina

Por Mauricio González

* Esta entrevista y todo el material multimedia relacionado fue publicado por primera vez el 22/09/2013 en MedioLleno.SV y retomado por este blog.

¿Quiénes son ustedes?

Un colectivo de artistas que trabaja a partir de una serie de prácticas especializadas como el dibujo, la música, el teatro, la danza y las artes visuales en general.  Somos de El Rosario, una ciudad que queda a 400 km de Buenos Aires. Es un lugar muy lindo y mediano.

Nuestro  elenco está conformado por tres argentinos y un francés radicado en argentina. Somos cuatro los creadores de la obra que en particular se presentó aquí en El Salvador, uno de ellos que es  el director de la obra  no pudo acompañarnos en esta gira pero lo está cubriendo otra compañera  bailarina que se llama Yerutí García. Es ella quien también está haciendo todo el trabajo técnico.

La obra “Olga” se ha presentado  en Buenos Aires, también hemos tenido una gira extensa por Colombia que inició en enero de año pasado y ha estado en diferentes eventos, entre ellos el Carnaval de las  Artes de Barranquilla que es un espacio en el cual se presentan vario artistas como pintores, pensadores, escritores, escultores,  cineastas. Es un gran carnaval, que tiene el lema de “reflexión como espectáculo”. Ahí fue donde nos presentamos en marzo y luego hicimos una gira por Cartagena, Medellín, Bogotá y en el Festival Internacional de Manizales.

 Además tuvimos una temporada en Argentina de dos meses de trabajo.

¿De qué trata “Olga”?

Es una obra que creamos cuatro personas desde distintos lugares. Esta obra está hecha desde el dibujo, la danza y la música. La danza del teatro para mí es un cosmos inseparable de la música, teatro y dibujo.

Olga es una historia que narra sobre una mujer, quien precisamente le da  el título a la obra. Ella se encuentra sola  y al abrir los ojos durante una noche en la que ha perdida la ubicación y no sabe quién es ni a donde va. Es así como comienza un viaje en el que se desliza por diversos lugares y paisajes donde vive diferentes aventuras en búsqueda de un camino que la lleve a casa.

Yo interpreto a Olga y su llegada a la casa es bastante particular porque se ponen varias ideas en juego como  elegir o no por la comodidad, a la casa de quién se llega.

Está estructurada a partir de la danza y el dibujo y toda la puesta que incluye la escenografía y todos los elementos de lo teatral.  Se recrean momentos y espacios para que el público de alguna manera vaya viajando con nosotros.

¿Cómo surge la idea de esta nueva producción?

Olga es la  última producción estrenada. Se creó a partir de una historieta que Ange Potier, dibujante de la obra,  ya tenía hecha hace un tiempo. En esa historia inicial el protagonista era un hombre y cuando él nos propone su historia yo decido cambiar  ese personaje para poder protagonizarlo y ahí decidimos que se llamara obra.

Esta obra se inicia en un proceso de residencia en el 2011, en Salvador de Bahía en Brasil, después en Francia porque Olga tiene una casa de infancia que fue de su abuela en un lugar de la montaña francesa en un pueblo de Francia. Estuvimos trabajando en esa casa.

¿Qué otras obras se han montado en su colectivo?

Cuando estábamos creando a Olga, estábamos estrenando la obra “Un Dios que se va”. En esa producción trabajamos sobre texto de Rafael Barrett, un escritor español que se instala en el sur en Argentina, Uruguay y fundamentalmente en Paraguay. Él se dedica a trabajar por los obreros y defiende un poco la causa obrera y los derechos que los llevan a organizarse. Así es como comienza a escribir. En un período muy difícil para Paraguay tras la Guerra de la Triple Alianza que ha devastado a tres jóvenes.

Nosotros encontramos muy interesante el trabajo de este escritor y decidimos llevarlo a escena en el Centro Cultural de España en Argentina y se estrenó en junio del 2011.

Anteriormente hicimos la obra “¡Oh!  Imperfecta “, al cual es  la primera creación que hacemos con Ange Potier. En ella trabajamos en sintonía para representar esa idea e imagen que yo iba componiendo de las cosas, yo iba poniendo mi mirada sobre sus dibujos e iba organizando  las ideas. Esta obra está formada por siete cuadros o piezas en la que cada una desarrolla una manera de pensar la desolación humana, sin que por ello haga cosas tristes y amargadas sino diferentes situaciones en las que el hombre se encuentra solo entre los animales, entre otros hombres, frente a la guerra y otras situaciones.

En el elenco de dicha obra también está Yerudí, hay una viochelista que toca una escena y un videorealizador español.

Tiempo atrás habíamos hecho una obra que se llama “Cuco”, que fue mi primera producción sola, en la que trabajé con el escenógrafo y músico Carlos Masinger.

 ¿Cuál es su percepción del teatro salvadoreño?

Honestamente se muy poquito sufre en teatro salvadoreño. La única referencia que tengo es una amiga que estuvo trabajando aquí en un grupo de teatro bastante conocido de mujeres y también trabajó con vendedora ambulantes. Ella me había traído interesantes reflexiones sobre el teatro aquí. Yo solo conozco a Fernando Fajardo, director del Centro Cultural de España, quien nos propone visita este país cuando estábamos terminando nuestra gira en Colombia. No conozco mucho de Centroamérica, solo conozco México pero tampoco es centroamericano.

En realidad no sabemos, venimos a conocer y a intercambiar nuestro trabajo. Luego de las tres presentaciones que tuvimos aquí en El Salvador pedimos un espacio de brindis para conocer las impresiones de la obra e intercambiar comentario y establecer una relación más cercana con el espectador. Esa es una forma para acortar la distancia.

¿Qué otras actividades tendrán en su visita a El Salvador?

Impartiremos un  taller titulado “Complejo Fantástico” que está orientado a la creación y a potenciar la manera de generar las ideas y  como se manipula la información real para adaptarla a la ficción y así crear un nuevo mundo, que es particularmente de lo que se trata el teatro.

El tema del taller fue pensado así porque creemos que lo que se pone en escena son las fantasías y nosotros somos un gran complejo fantástico. Se realizará bajo el concepto de laboratorio escénico, es decir se utilizará el espacio del teatro para poner en práctica los contenidos.

Se desarrollará de 10 am  1 de la  una de la tarde, los días lunes 23, martes 24 y miércoles 25 en las instalaciones de la Casa Tomada. Las inscripciones están  abiertas en la página del Centro Cultural de España.

De este taller podrán participar todas las personas interesadas no deben ser precisamente actores sino simplemente amantes del teatro o personas con el deseo de montar su propia obra. Probablemente el último día de se realice un laboratorio investigativo abierto al público, pero eso se decidirá con todos los participantes.

¿Qué consejo le da a los jóvenes salvadoreños que quieren dedicarse a alguna profesión artística?

Si alguien está interesado debe trabajar con los recursos que tiene. Para mí lo más interesante del teatro  es la posibilidad que nos da ese arte de crear un mundo que dialoga, que puede ser paralelo, inclusivo  y que tiene la condición de lo que yo puedo imaginar de él y de lo que yo quiero que sea. Para mí deben existir restricciones para quienes quieran explorar este mundo.

Anuncios

Entrevista a María Corina Machado y Dinorah Figuera

Por Mauricio González

* Esta entrevista y todo el material multimedia relacionado fue publicado por primera vez el 05/09/2013 en MedioLleno.SV y retomado por este blog.

 

María Corina Machado 

¿Quién es María Corina Machado?, ¿Cómo llegó a la política?

Soy una mujer venezolana que ama su país, la democracia y la libertad. Lo último que esperaba en la vida era ser político. Me formé como ingeniero y creí que mi vida sería trabajar en el sector productivo y generando empleos para Venezuela. Sin embargo, las circunstancias que vivió mi país, en las cuales se generó una profunda conflictividad, tensión y violencia entre los venezolanos. Aquello en verdad era un ataque a la democracia y fue precisamente lo que hizo que muchos reaccionáramos y nos dedicáramos a defender las instituciones y el servicio público.

¿Cómo definiría su ideología política?

Yo creo en la democracia. Creo en el ser humano y en la capacidad creadora que tienen un hombre y una mujer para tener grandes aspiraciones y desarrollarlas. Para eso se necesita el apoyo de la familia y una sociedad en la cual, sobre la base de alianzas, el Estado esté al servicio del ciudadano y no se sirva de él.  Solo así se garantiza que la sociedad pueda progresar y desarrollarse.

¿Qué la motivó a venir a El Salvador?

Me trajo lo que nos mueve a todos los venezolanos y es la conciencia de que toda América Latina debe estar unida en la lucha por los valores de democracia y libertad. No puede estar bien un país si los demás están retrocediendo. Y frente a una amenaza como la que estamos enfrentando en Venezuela, necesitamos más que nunca el apoyo y solidaridad de todos los demócratas de la región.

¿Tienen planeado visitar otros países? 

Sí, la diputada Dinorah Figuera y yo venimos juntas invitadas por colegas parlamentarios y miembros de la sociedad civil. También hemos recibido una invitación de Costa Rica así que ese será nuestro próximo destino antes de volver a Venezuela.

 ¿Cómo define a las empresas ALBA?

Es una gran amenaza porque se disfraza de beneficios, apoyo e inversión. Pero esto no es gratis. Esa inversión y aportes no son para el bienestar de El Salvador sino para lograr la dominación de este gran país por un gobierno extranjero. Evidentemente, la cooperación de racional es importante y necesaria y nosotros confiamos y creemos en ella. De hecho, debemos recordar que la cooperación energética de Venezuela comenzó en el año 1980, con el acuerdo de San José. Pero era un acuerdo y un apoyo transparente. No se trataba de un cambio de compromiso o sumisión política y eso es profundamente humillante para una nación.

¿Cómo se resume la situación política de Venezuela?

Venezuela, mi país, se encuentra en una situación muy dolorosa en este momento, y no solo por la gravedad de la crisis económica y social debido a que tenemos los mayores niveles de inflación, desempleo, el costo de la vida que aumenta cada día más y la violencia.  Existe un régimen que está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de conservar el poder y para eso están reprimiendo, controlando, intentando aterrorizar a la población. Pero la otra cara es una Venezuela que ha ido acumulando la energía creadora y las ganas de transformar el país, dispuesta a que la mayoría que el 14 de abril nos expresamos por un cambio profundo en nuestro país, se haga respetar.

¿ALBA está depredando los recursos naturales de Venezuela para repartirlos a otros países?                

Estos mecanismos lo que hacen es robar el dinero que pertenece a los venezolanos, para buscar exportar un modelo que únicamente busca la dominación de otros países de América Latina y no en el crecimiento y desarrollo de ellos.

¿Qué es el socialismo del siglo XXI?

Una gran estafa. Una gran estafa y un gran engaño para los venezolanos.

¿Qué busca el partido opositor en la Mesa de Unidad en Venezuela?

La Mesa de Unidad en Venezuela es una coalición de hombres y mujeres que tenemos distintas ideologías y trayectorias. Algunos pertenecen a partidos políticos y otros son independientes, pero compartimos un sueño de una Venezuela libre, justa y llena de progreso y superación.

¿Qué opinión le merece Nicolás Maduro?

 Es un ilegítimo que está haciendo un enorme daño a Venezuela.

¿Cómo me puede resumir la situación de las últimas elecciones venezolanas?

Nuestra elección presidencial venezolana fue una situación en la que se presenció al aparato de Estado contra el ciudadano. En ese sentido, utilizó todos los recursos públicos, funcionarios, las burocracias de ministerios, empresas públicas, gobernaciones y alcaldías. Se apropiaron del terror y de todo el sistema de medios públicos para, además, intimidar al ciudadano y hacerle sentir que no era posible que su voto contara y lograra un cambio.

 Sin embargo, ese día los venezolanos salimos con una enorme determinación a expresar nuestra voz y a que nuestro voto eligiera. Por eso, hoy el mundo sabe lo que saben los venezolanos y es que somos mayoría.

¿Qué podría comentar sobre la aerolínea Conviasa antes del gobierno de Hugo Chávez?

Lo que ocurrió con Viasa (Venezuelan International de Aviación) es un problema de tipo laboral y eso está vigente porque se cometieron irregularidades previas. Hoy en día, Conviasa es otra aerolínea que recientemente ha adquirido una nueva flota a Brasil.

Nos podría comentar lo sucedido con la persona que la golpeó en la Asamblea Nacional. ¿Cuáles fueron las implicaciones para el agresor?

Absolutamente nada. Podrás imaginarte cuántos testigos hubo del momento y hay imágenes que el gobierno tiene, las cuales no han querido entregarme. Estas fueron captadas por las cámaras oficiales de la Asamblea Nacional y por ello no ha prosperado la investigación.

¿Qué consejo daría a los jóvenes salvadoreños en este contexto político previo a las elecciones presidenciales 2014?

De todo corazón del digo que confíen en ustedes. Confíen en la fuerza de las nuevas generaciones que están creciendo conscientes de los desafíos que tenemos en América Latina. Ellos han crecido con la conciencia del ejercicio de la ciudadanía en cuanto a responsabilidades y derechos y por ellos tienen la posibilidad real de transformar su país. Confíen en ustedes y en su pueblo.

 

Dinorah Figuera

¿Quién es Dinorah Figuera? ¿Cómo llegó a la política?

Yo soy una luchadora social que viene de un sector comunitario y popular y que me he desarrollado en mi condición de médico en un trabajo, precisamente en el área de acción social y trabajo comunitario. De ahí que he asumido mi liderazgo, el cual he llevado a asumir el cargo de subsecretaria municipal, luego concejal municipal, metropolitano y ahora diputada de la Asamblea Nacional y jefa de la fracción de Primeros Auxilios.

¿Cuál es el objetivo de esta gira que realiza junto a la diputada Machado?

Tiene dos objetivos fundamentales. El primero es la denuncia acerca de la situación política venezolana, la violación de derechos humanos y el trabajo que hemos tenido que hacer en función de salir al paso a todo el cierre y secuestro de todos los medios de comunicación. Por otro lado, expresar y extender la mano amiga de hermanos venezolanos hacia el pueblo salvadoreño. Alertarlos sobre algunas amenazas existentes sobre las intenciones de Nicolás Maduro para perpetuar el socialismo en el siglo XXI. En consecuencia, nosotros muy responsablemente queremos alertarlos y por supuesto orientar y acompañar la lucha democrática de El Salvador sin más intención que el de coadyuvar en un esfuerzo democrático.

¿ALBA está depredando los recursos naturales de Venezuela para repartirlos a otros países?           

Cuando se habla de que tenemos una inflación de más del 46 por ciento, una devaluación de más del 46 por ciento, cuando hoy Venezuela tiene un gran desabastecimiento y violencia, es ahí donde digo ´dónde está el dinero de los venezolanos´.

Nosotros propusimos la ley candado, la cual precisamente buscaba controlar el despilfarro del dinero público venezolano por parte del oficialismo. Hoy, prácticamente ALBA se comporta como la instancia que sirve como instrumento al oficialismo para dilapidar el dinero del Estado. Hoy tenemos un gobierno doblemente rico pero con un pueblo venezolano doblemente pobre.

 ¿Qué opinión le merece las personas fallecidas durante las manifestaciones en las que simpatizantes de Hugo Chávez reclamaban el gane de Maduro?

Nosotros queremos alertar y denunciar a la opinión pública que hubo manifestaciones, pero que ellos han fraguado con serie de denuncias que no corresponden a la realidad. Por ejemplo, en el caso de las personas fallecidas nosotros denunciamos los casos que nos llegaron. Inclusive, en una organización muy reconocida en materia de derechos humanos llamada Provea, quien denunció que estas acusaciones eran inciertas. Eso comprueba que el gobierno fragua muchas acciones mediáticas para perjudicar a la oposición venezolana.

¿Qué opinión le merece programas como Dosier que forman parte de la cadena Telesur?

Yo quiero que en mi país los medios de comunicación les sirvan a quienes piensan distinto a mí y a los que piensan como yo. Yo quiero que lo medios de comunicación que ayudan internacionalmente al gobierno, ayuden a los damnificados que hoy no tienen una vivienda digna, que le sirvan a los que exigen el derechos a la salud, a los pensionados que exigen sus reivindicaciones sociales. Yo quiero que en mi país se respete la libertad de expresión. Hoy puedo decir que muchos de esos medios oficialistas, financiados con el dinero venezolano, le han dado la espalda al derecho a la información que tienen todos los ciudadanos y por supuesto el mundo.

¿Considera que maduro podrá romper la tendencia de Chávez y convertirse en un segundo gran líder?

Maduro es un inmaduro. Él sabe que no tiene legalidad ni legitimidad y hoy está demandando acciones internacionales para poderse creer que se está consolidando.  Pero al contrario, él le mintió al pueblo cuando dijo que iba a hacer el paquete de medidas y ahora el pueblo no tiene comida, está devaluado en cuanto a los ingresos. Hoy los ancianos no tienen el respaldo alimentario y hay una gran deuda social con el pueblo venezolano, la cual empezó desde Hugo Chávez.

Sabemos que Maduro no es Chávez y no tiene siquiera el vaso comunicante o el carisma que tuvo el expresidente y hay que reconocerlo. Él es nefasto para la democracia.

¿Cuál es su opinión de la intervención de Estado Unidos en Siria?

Nosotros creemos en la autodeterminación de cada país y consideramos que cada uno debe llevar su propia experiencia, pero reconocemos también las grandes amenazas, muertes y la evidencia de haber utilizado armas químicas. Pienso que no solo Estados Unidos sino también todos los Estados del mundo deben rechazar la violencia sistemática de cualquier país que amenace los derechos humanos, la dignidad y el futuro de los niños.

Al gobierno sirio no le ha importado las víctimas que ha generado su situación. No justifico la intervención de Estados unidos pero sí creo en la autodeterminación. Los gobiernos del mundo sí deben prestar atención a estas acciones nefastas para la vida de los seres humanos.

Actualmente muchas mujeres salvadoreñas quieren integrarse a la política, ¿cuál sería su recomendación para ellas?   

La sensibilización política es un tema importante sobre todo para el sector femenino a nivel mundial. Hay grandes desafíos y compromisos. Hoy se abre un panorama de dignidad, de defensa del patrimonio familiar y moral. Sin duda alguna, la mujer representa un rol muy importante y vinculante con los movimientos y ahora la mujer sabe que su trabajo no está solo de la puerta de su casa hacia adentro, sino también hacia afuera.

Hay un poeta venezolano muy importante llamado Andregelio Blanco, quien tiene un poema que dice que “cuando se tiene un niño, se tiene un niño de la casa y de la calle entera.” Eso quiere decir que a nosotras no solo nos corresponde el trabajo con nuestros hijos sino también por la lucha de todos los niños de América y el mundo.

¿Qué consejo daría a los jóvenes salvadoreños en este contexto político previo a las elecciones presidenciales 2014?

Que se formen, que luchen, que reconozcan las amenazas desde el punto de vista ideológico, para que ante los intentos de manipulación, asuman una conducta de investigación y comprobación ante lo que presencian y las acciones que podrían tomar. Además, que se conviertan en hombres y mujeres que trasciendan en la vida y den con probidad un fruto que en consecuencia se corresponderá con la democracia.

 

Miguel Ángel Simán – Coordinador de Plan País

Por Mauricio González

* Esta entrevista y todo el material multimedia relacionado fue publicado por primera vez el 13/08/2013 en MedioLleno.SV y retomado por este blog.

¿Quién es Miguel Ángel Simán?

Me gusta pensar que soy un salvadoreño orgulloso de ser salvadoreño y un apasionado por el servicio público. Vengo de una familia en la que nuestros padres nos enseñaron a amar nuestro país, sirviendo especialmente a los que más lo necesitan.

¿Cuál ha sido su trayectoria como empresario?

Mi trayectoria inició en paralelo con mi carrera como servidor público y empresario. Desde pequeños nos inculcaron el valor del trabajo y crecimos muy cerca de la ejecución de los proyectos empresariales de la familia. Cuando era joven me involucré en asociaciones gremiales, centros de pensamiento e investigación. Inmediatamente me gradué de la universidad, asumí responsabilidades en las empresas del grupo Simán.

Tiempo después, me adjudicaron el cargo de presidente del Fondo de Inversión Social y luego comisionado presidencial para la Inversión Pública (1999-2004). En 2005 fui nombrado como director por El Salvador ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Actualmente estoy coordinando el equipo para el plan del gobierno, denominado “Plan País”.

¿Por qué fue elegido para la elaboración de “Plan País”?

Yo fui el primer sorprendido cuando el candidato, Norman Quijano, me solicitó su ayuda. Pese a que nos conocíamos y nos relacionábamos muy poco, me motivó su apertura y entusiasmo cuando, junto a su equipo, fuimos definiendo los criterios a través de los cuales podría definirse el plan, de acuerdo al camino que nuestro país se merece.

¿Cuáles fueron los principales desafíos al momento de desarrollar dicho plan?

Los principales retos que identifico son tres. El primero es el dogmatismo político que existe en el ambiente nacional y que impide ver con objetividad los problemas de país para buscar soluciones. Los principios políticos son principios que guían y sirven de referencia, pero el dogmatismo restringe el pensamiento.

El rencor social es el segundo reto. Cuando estamos en conversaciones y debates con personas de diversas edades, estratos sociales y económicos del país, encontramos prejuicios que se originan en el rencor de experiencias pasadas. Muchos líderes se han contagiado de este sentir y eso solo obstaculiza.

El último desafío lo identificamos durante la revisión de planes de gobierno o estudios sobre el desarrollo del país, en los que se habla de modernizar los puertos y aeropuertos, mejor infraestructura vial, sistema de salud de calidad y otros aspectos que demuestran el reto. No está en el qué haremos por nuestro país, sino en el cómo y quién ejecutará los proyectos en áreas abandonadas.

¿Cuál es la diferencia entre Plan País y Diálogo de País?

No puedo comparar porque no conozco el interior del proceso que Diálogo de País ha realizado. Tengo dos impresiones personales. La primera es que ellos están haciendo una consulta, lo que implica que ya hice un plan y solo estoy pidiendo consejo a la ciudadanía. Por nuestra parte, queremos escuchar a la población para que sean ellos quienes orienten las soluciones a los problemas que les agobian.

Otro aspecto que me parece diferente es que existe un dogmatismo ideológico que va a restringir a mi homólogo en Diálogo País en cuanto a las alternativas de solución. Nosotros, por el contrario, estamos conscientes de que Plan País debe trascender a los miembros de ARENA para no limitarnos a lo que dentro del partido pensamos.

El hecho de venir de un organismo de la sociedad civil como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Social y Económico (FUSADES) ¿Le ha facilitado su trabajo en Plan País?

Lo que en realidad me ha facilitado es el conocimiento sobre las realidades y problemáticas del país. Es algo que he adquirido  a lo largo de mi trayectoria como empresario y servidor público y durante mi participación en diferentes instituciones civiles. He estado en movimientos de ayuda social, asociaciones gremiales, alianzas con universidades internacionales y en tanques de pensamiento como FUSADES.

¿Qué opina sobre los resultados de las últimas encuestas que ubican al candidato Norman Quijano con ventaja para las elecciones 2014?

Siempre he creído que las encuestas son fotografías del momento. No he visto las últimas cifras pues he estado trabajando de lleno en el plan, pero sí vemos con optimismo el panorama para el 2014. Cuando nos reunimos con la gente notamos un gran interés por apoyar este esfuerzo y a los candidatos.

Uno de los ejes a los que más ha apostado el gobierno actual es la transparencia, ¿cómo han pensado trabajar en ese tema en Plan País?

Uno de los cinco ejes estratégicos que hemos establecido para este plan es el fortalecimiento institucional y la transparencia. René Portillo Cuadra, Norman Quijano y tu servidor firmamos un compromiso precisamente para reforzar esos aspectos. Ese evento ocurrió ante la Fundación Nacional para El Desarrollo (Funde), como representante del Capítulo de Transparencia internacional en El Salvador, y Concertación Democrática Nacional, liderada por el doctor José Domingo Méndez. Ellos serán observadores y auditores que velarán porque Norman y René cumplan los compromisos asumidos por el bien de la institucionalidad y la transparencia.

¿Han considerado el tema de la transparencia con las cuentas personales de los candidatos?

Ambos candidatos voluntariamente establecieron en uno de los 20 puntos del compromiso del que hablaba anteriormente, que en el momento de inscribirse formalmente como candidatos en el proceso electoral inmediatamente presentarán su declaración de probidad, que se refiere a rendir cuentas sobre todos los bienes que les pertenecen, lo cual la ley no lo exige pero ellos lo han ofrecido como compromiso propio con el tema de transparencia.

¿Qué ocurriría si Norman Quijano no llegara a la presidencia?

Nosotros, como Plan País, no somos un movimiento político sino que somos un grupo de ciudadanos dispuestos a aportar soluciones. Ya sea que ganen o no, no habrá una continuación del equipo que hemos trabajado en el plan, solo un acompañamiento para explicar y aclarar aspecto en relación al mismo.

Nosotros apoyamos la ruta del camino democrático que presenta Norman Quijano como forma para sacar adelante al país de manera sostenible. Nosotros buscamos un enfoque en el que el ciudadano es el centro de todo, muy contrario a la situación actual en la que el Estado es el centro de todo y parece olvidar que su deber está en el servicio al pueblo.  Esta situación se presta a la pleitesía y a la corrupción.

¿Qué garantía hay de que el plan que ustedes están realizando va a cumplirse?

No hay ninguna garantía. Nosotros estamos conscientes. Lo único que garantizo es que si no participamos en este tipo de iniciativas y no elaboramos un plan, hay menos probabilidades de que la ciudadanía pueda aportar.

Prevemos que para agosto debe estar terminado el plan para ser publicado en septiembre, cuando formalmente inicia la campaña electoral. Para ese momento ya habremos cumplido con nuestra obligación y el candidato Norman Quijano se ha comprometido a asumir ese plan como su plan de gobierno.

Lo que presentaremos en ese documento es una guía de ruta, pero debemos aceptar que habrá adaptaciones y cambios en el camino según el contexto. Claro, sin perder el rumbo final o la perspectiva.

¿Cómo dará seguimiento al plan de gobierno que está elaborando en caso de que Norman Quijano llegue a la presidencia? ¿Aceptaría una posición en el gabinete?

En primer lugar, este servidor no ha venido buscando un cargo; y en segundo lugar, el candidato Norman Quijano no ha ofrecido a nadie un cargo. Eso me parecería irresponsable, pues he venido como ciudadano a aportar desde mi experiencia para este Plan de País. Tengo la tranquilidad moral de haber servido a mi país desde las posiciones en las que me he encontrado y creo que hay diferentes formas en la que podemos ayudar.

Las decisiones de ese tipo se deberán tomar en otro momento y circunstancias. Por ahora, lo importante es ayudar.

¿Cuál es el rol de los jóvenes en Plan País y cuál es su mensaje para ellos?

En cada foro o reunión de consultoría social, nos hemos asegurado de la presencia de los jóvenes para recibir sus aportes. El sector de la juventud de ARENA, alumnos de centros escolares que hemos visitado, estudiantes universitarios y otras instituciones nos han dado insumos para ayudar a la juventud.

Estamos conscientes de que ahora los jóvenes han encontrado en las redes sociales un espacio para expresarse. Pero lo que personalmente me preocupa es que se queden solo ahí y no tomen las riendas de los espacios e institutos políticos. Los jóvenes deben quitarse el miedo a involucrase. Muchos de ellos piensan que la política es corrupta y mi respuesta es que las corruptas son las personas y si nos quejamos sobre eso, sería mejor tomar la decisión de llenar esos espacios para combatir la corrupción.

Para finalizar realizaremos la dinámica del “tiro al plato”. Yo le daré una palabra y usted me contesta con otra palabra o frase.

Norman Quijano: próximo presidente de El Salvador.

Empresa privada: verdadero motor de la economía y generador de oportunidades de trabajo.

Sánchez Cerén: candidato por el FMLN

Mauricio Funes: antagonismo

Joven: compromiso

Plan País: plan de ruta

Tony Saca: ex presidente de El Salvador

2014: año decisivo para El Salvador

FUSADES: patrimonio intelectual de los salvadoreños

Carlos Martínez – Profesor de ingeniería

Por Mauricio González

* Esta entrevista y todo el material multimedia relacionado fue publicado por primera vez el 30/07/2013 en MedioLleno.SV y retomado por este blog.

 

¿Cuál ha sido su formación profesional?

Me gradué de la Universidad de El Salvador en 1996 con el título de ingeniero eléctrico. En 2007 obtuve un doctorado en Telecomunicaciones de la Universidad Carlos III, en España.

¿Qué lo motivo a ser docente?             

A mí siempre me ha movido el deseo de estudiar. Yo estoy en la universidad porque me gusta estudiar y la Universidad de El Salvador es el único sitio en el país que me paga por seguir haciendo lo que me gusta: estudiar. Se trata de cultivarse a uno mismo.

¿Cómo surge la idea de los cursos en línea brindados por universidades estadounidenses?

Todo surge en el marco de la educación a distancia, específicamente en 2002, cuando algunas universidades estadounidenses decidieron grabar en vídeo sus clases y subirlas a youtube y  el resto de material didáctico estába en los sitios web de cada universidad.

Diez años más tarde, en 2012, hubo una nueva revolución con la idea de la web 2.0, en la que se puede establecer una comunicación bidireccional con alumnos de todo el mundo. La innovación es que ahora se permite interactuar, enviar y calificar tareas. El estudiante puede preguntar en foros, tener acceso a libros de texto, laboratorios virtuales y obtener un diploma que certifique la educación recibida. La clase virtual funciona en paralelo con las clases presenciales de las asignaturas regulares de la universidad que comparte su contenido.

¿Cómo funciona este programa?

Parte de un fenómeno de masas que Sebastian Thrun, catedrático de la Universidad de Stanford, creó su propia interfaz y logró matricular a 160 mil estudiantes. Tiempo después creó la empresa The Audacity of Udacity, donde estudiantes de todo el mundo pueden ingresar y estudiar. Hay más de 100 universidades en ese consorcio.

En 2012, el  Instituto Tecnológico del Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) junto a la Universidad de Harvard crearon su propio experimento e iniciaron una asignatura de ingeniería eléctrica y lo llamaron EDX. En octubre de 2012, como Facultad de Ingeniería, nos sentimos atraídos por esta interfaz y persuadimos a alrededor de 30 estudiantes para matricularse en algunas materias como formación complementaria de su pensum regular.

Más de 25 estudiantes obtuvieron un diploma por estos estudios y han aprendido a utilizar esos nuevos formatos de educación y han estado a la altura de estudiantes de universidades internacionales muy prestigiosas.

¿Cuál ha sido el recibimiento de alumnos y profesores de la comunidad educativa de la web?

Considero el experimento que hicimos en la Escuela de Ingeniería Eléctrica, de la Universidad Nacional de El Salvador, fue exitoso. Somos una escuela de 600 estudiantes y 25 de ellos tienen un diploma del MIT. Somos 12 docentes a tiempo completo y casi la mitad ya obtuvo un diploma de dicho instituto. Todos lo hemos hecho como una actividad extra, fuera de la responsabilidad laboral. El único incentivo es aprovechar esta plataforma.

Hay que tener claro que no se trata de sustituir a las universidades sino de adquirir nuevas habilidades y disciplina para estudiar a distancia. Eso es uno de los retos para esta nueva modalidad educativa.

¿Qué beneficios tiene este programa para los futuros profesionales?

Ese aspecto es un poco incierto, incluso en Estados Unidos, pues para validar el diploma que certifica que cursó cierta materia en la interfaz, se requiere aprobar un examen  y pagar por ello. Ahora, pienso que lo más importante es dominar los contenidos y eso le permite al estudiante abrirse paso en un mundo laboral altamente competitivo.

¿En qué aspectos concretos los estudiantes de la UES han sacado provecho de esta plataforma?

Muchos de estos estudiantes que pudieron utilizar la plataforma adquirieron habilidades que en la UES, por diversas razones, jamás podríamos haberles impartido. Han aprendido muchas cosas sobre sistemas informáticos, interpretación y análisis de datos, insumos en el área de investigación científica y otras áreas que a nivel nacional necesitamos fomentar para avanzar.

Según su criterio, ¿cuáles son las principales deficiencias del sistema de educación superior público en El Salvador?

Un tercio de los estudiantes de educación superior se forma en la UES. Los recursos con los que contamos son pocos y la educación superior a distancia puede ayudar a optimizar esos recursos. Esta es una herramienta para el docente y no una amenaza, pues en muchas ocasiones se ofrecen asignaturas que refuerzan la educación básica y esto dispone de mejor manera a nuestra materia prima que son los alumnos.

Giovanni Berti – Director Ejecutivo de PROESA

Por Mauricio González

* Esta entrevista y todo el material multimedia relacionado fue publicado por primera vez el 23/07/2013 en MedioLleno.SV y retomado por este blog.

¿Qué hace PROESA? ¿En qué se especializa?

PROESA es una agencia pública, adscrita a la Presidencia de la República, que tiene específicamente dos mandatos. El primero de ellos es ayudar a las pequeñas y medianas empresas salvadoreñas a que puedan exportar sus productos en los mercados internacionales. Y el segundo mandato tiene que ver con una promoción de El Salvador como un destino para que las empresas internacionales establezcan operaciones en el país.

¿Y los Asocios Públicos-Privados?

En el último año o año y medio hemos venido contribuyendo por instrucciones de Presidencia de la República en el proceso de promoción, discusión y aprobación de la Ley de Asocios Público-Privados en el entendido que la propuesta de ley que originalmente se envió al Congreso, sostenía o proponía que PROESA se convirtiera en la entidad rectora de esta nueva modalidad de inversión. Sin embargo, el Congreso hizo modificaciones a la propuesta y se las ha transferido a otra institución y por lo tanto no tendríamos de aquí en adelante ninguna intromisión en el tema de asocios público-privado. Entonces, fundamentalmente nos dedicamos a promover el comercio y atraer la inversión extranjera directa.

¿Cuáles han sido los logros?

En el área de comercio exterior, nosotros hemos venido apoyando en promedio entre 300 y 400 empresas al año, bajo distintas modalidades y de acuerdo con los registros que las mismas empresas nos brindan. Uno de los logros que a mí me gusta mucho destacar es que en promedio, las empresas que son atendidas por PROESA logran exportar entre ocho y diez por ciento más que aquellas empresas que no son atendidas por nosotros.

¿Los niveles de exportación son sus indicadores de éxito?

Es muy difícil atribuir todos los éxitos de las empresas a nosotros, pero de alguna manera ese es un indicador que nos permite evaluar el impacto que estamos teniendo. Nosotros trabajamos fundamentalmente con tres tipos de empresas. Aquellas que nunca han exportado y que lo quieren hacer primera vez; para ellas tenemos un modelo de atención en particular, porque necesitan más asistencia, más formación, más capacitación.

Trabajamos con un segundo grupo de empresas que son aquellas que ya exportan, que lo han venido haciendo de manera continua en los últimos años, pero que están interesadas en diversificar sus mercados, en ir a vender sus productos o servicios a donde aún no han ido. Para ellas tenemos otro modelo de atención y son modelos un poquito más grandes, con más experiencias.

Finalmente, y para este año en particular, estamos trabajando con un tercer grupo que son empresas de alimentos y bebidas que exportan a Estados Unidos y que a partir de los nuevos que impone el gobierno de los Estados Unidos para la entrada de alimentos a su mercado, necesitan también un apoyo para asegurar que lo que ya exportan lo puedan seguir exportando a partir de enero de 2014, que será cuando entre en vigencia la nueva normativa del FDA.

¿Cómo estamos en términos de inversión extranjera?

En el caso de las inversiones, nosotros hemos visto con bastante satisfacción que después de tener un año bastante malo en el 2009-2010, donde la inversión extranjera directa, de acuerdo con las cifras oficiales del Banco, no superó los 150 millones de dólares. Lo que hemos visto es una recuperación importante. Ya el año pasado llegamos arriba de los 850 millones de dólares. El dato está siendo revisado todavía por el Banco, pero en todo caso será un poco más o un poco menos. Lo que muestra es una tendencia creciente, aunque hay que reconocer que todavía baja con relación a lo que el país necesita para que la inversión extranjera efectivamente se convierta en un motor de crecimiento. Pero hemos tenido años de tendencia creciente y esperaríamos que esta tendencia se efectúe, se consolide en los próximos años.

Ustedes han lanzado un programa de inglés para jóvenes  ¿En qué consiste?

Este programa surge de una demanda de varias empresas de distintos sectores que están establecidas en el país y que de diversas formas se acercaron a nosotros para expresarnos que una de las principales dificultades que tenían para asegurar sus proyectos de expansión o de nuevas inversiones era que no estaban encontrando en el mercado laboral a los técnicos o profesionales con el conocimiento de inglés que los mercados requieren. Hay que entender que en un mundo cada vez más globalizado, donde las empresas se relacionan cada vez más en materia de comercio exterior con empresas en otras partes del mundo, es necesario e indispensable que todos o muchos miembros de su equipo tengan conocimientos especializados del nivel vocacional.

¿Qué hizo PROESA al reconocer esta problemática?

Tratando de dar respuesta a esa demanda de las empresas, es que diseñamos un programa que busque cerrar un poco esa brecha y a finales del mes de enero hicimos una convocatoria pública para que estudiantes y profesionales de las ramas de aeronáutica, logística, recursos humanos, tecnologías de la información y turismo se acercaran a la agencia y se sometieran a una evaluación.

¿A cuántos jóvenes evaluaron?

Finalmente evaluamos a 942 personas. Les corrimos una prueba estandarizada y contratamos a un instituto especializado que les corriera una prueba, para saber en qué nivel de inglés estaban. Esto nos permitió conformar un contingente que se convertirán en estudiantes y los agrupamos en distintas categorías y grupos, en función del nivel de inglés que tienen y de la especialidad técnica o profesional que están desarrollando.

Una vez hecho eso, hicimos una licitación pública para contratar un instituto de idiomas que les brindara la capacitación. Y lo que ha sucedido es que inauguramos formalmente este programa  el pasado 15 de julio y ya comenzaron los primeros grupos a recibir sus clases. Tenemos ya 591 personas identificadas e inscritas en los grupos y estamos en el proceso de seguir inscribiendo a más personas.

¿Cuánto dura el programa?

Es un programa que tiene una duración estimada de 18 meses, porque aquí hay que tener en cuenta dos cosas. Una es que hay un grupo importante de los estudiantes que están en un nivel muy bajo de inglés. Por lo tanto, para llevarlos en un nivel superior, que es el que exige la industria, necesitan por lo menos 700 o más horas de clases.

Y luego tenemos a los que están en el nivel más alto, que son los que necesitan no más de 100 ó 120 horas para alcanzar el nivel superior, y hemos proyectado que puedan empezar a graduarse antes de que finalice el año.

¿Qué pasará cuando acabe el curso?

Antes de que finalice el curso, nosotros le hemos pedido a la Escuela que ellos les vuelvan a hacer la prueba estandarizada para que tengamos un parámetro de comparación de cómo estaban cuando entraron y cómo están en la salida. Y hemos invitado a las empresas que se nos acercaron con esta demanda, para decirles que estamos dando respuestas y que les vamos a ir ofreciendo en los próximos meses un contingente de profesionales, técnicos y estudiantes con los niveles del conocimiento de inglés que ellos querían, debidamente certificados por un tercero, cuya finalidad es certificar en el conocimiento de idiomas.

Obviamente no podemos obligar a las empresas a que contraten a nadie, pero esperaríamos que muchos de ellos puedan tener mejores oportunidades de inserción laboral o mejoras de ascenso dentro de las industrias en las que ya trabajan.

¿De dónde proviene el monto para esta inversión y de cuánto es?

El gobierno de El Salvador está invirtiendo 550 mil dólares en este proyecto. Son fondos públicos, dentro del presupuesto de la Nación. Esto nos va a permitir, de acuerdo a los cálculos que hemos hecho, atender un mínimo de 650 estudiantes. Esta es la meta piso que nos hemos trazado. Si los estudiantes requieren menos horas probablemente vayamos ampliando ese rango. Esta es la primera vez que el gobierno en general y esta agencia en particular, desarrolla un programa de esta naturaleza. Yo esperaría que el programa vaya caminando y que tengamos los primeros resultados. Y si todo sale bien esperamos que en el futuro cercano vamos a poder obtener nuevos recursos para obtener una segunda etapa del programa.

Miguel Lacayo – Empresario

Por Mauricio González

* Esta entrevista y todo el material multimedia relacionado fue publicado por primera vez el 23/04/2013 en MedioLleno.SV y retomado por este blog.

¿De dónde viene Miguel Lacayo?

Bueno, en la parte académica, soy Ingeniero Industrial de Georgia Tech, una maestría en Ingeniería Industrial de Stanford. Trabajé después de eso seis años en el sector textil y confección. Tuvimos un negocio en Florida. Eventualmente dejé mi participación en el negocio y me fui a sacar una maestría en Administración de Empresas, en Harvard. Durante ese período monté un negocio en México y eventualmente regresé a El Salvador en el 93. Así que tengo ya prácticamente 20 años de haber regresado al país.

Manejé Baterías de El Salvador y durante mi gestión logramos sextuplicar las ventas. Fue cuando me invita ya Francisco Flores a participar como miembro de su equipo para construir el plan de gobierno. Pasamos aproximadamente 15 meses haciendo eso: hablando con la gente, tratando de definir cuáles eran las necesidades de la población y crear un plan de gobierno no impuesto ni inventado por alguien, sino que saliera de las ideas de la gente, de sus necesidades reales. Y entonces entramos al gobierno con Francisco Flores en el 99.

Cuál fue el mayor reto que tuvo como funcionario público

La verdad que tal vez un reto de tema personal y aprender a ser un funcionario. Cuando entras estos puestos, creo que casi nadie está preparado para ello, porque son sumamente complejos los temas. Pero aprender a relacionarse con todos los sectores productivos o políticos, de tal forma que se pudiera implementar un plan de gobierno con la venia y el apoyo de los diversos sectores. Los temas complicados hubo bastantes. Pero el reto principal nuestro lograr un tratado de libre comercio. Que fue algo que logramos al final de nuestra gestión, pero hubo un proceso de preparación que nos permitió llegar ahí, un tratado con México, con República Dominicana, un tratado con Chile, con Panamá. Y fuimos construyendo un equipo y una relación con el sector productivo que nos permitió llegar después a cumplir con ese reto.

Hay algo sobre las negociaciones del TLC que usted cambiaría si pudiera

No. Nosotros logramos prácticamente todo lo que queríamos lograr. Había dos-tres sectores que sabíamos de entrada que iba a ser muy, muy difícil lograr el nivel de protección deseada. Por ejemplo, el sector porcinocultor y en el sector arroz, eran los únicos dos sectores que nosotros sabíamos que habían problemas reales.

En Estados Unidos, en la conformación política del Senado, le daban demasiada fortaleza en base a quiénes en qué comisión política en el Senado, de tal forma que el sector porcinocultor que no tiene subsidio en Estados Unidos, sino que lo que tiene es enorme escala, una granja de 40 mil o 50 mil vientres, le llaman al sector, contra una granja que creo que en El Salvador no hay ni 10 mil vientres. La escala era muy distinta. Pero no cambiaría yo nada del tratado.

Volvería a ser funcionario público de presentarse la oportunidad

No. Pero sí aclaro que yo estoy agradecido de haber sido funcionario público. Creo que es un privilegio el haber tenido la oportunidad de hacerlo. Sencillamente se requiere un nivel de energía bastante grande para ser funcionario público y me parece que les toca a otras generaciones, a la siguiente generación, gente más joven, tomar ese papel.

Luego de la administración Flores usted se dedica a la venta de medicamentos. Por qué tomó esa decisión y cuáles fueron las dificultades al entrar a este mercado

Primero, yo identifiqué esta necesidad y este vacío cuando estaba en el gobierno, viendo la oportunidad de llevarle salud y medicinas al sector de una forma más efectiva, más cómoda y económica para la población. Vi esta oportunidad cuando estaba en el gobierno. Salgo de él sin empleo, a buscar qué hacer y consideré que había una oportunidad de servir a la población con este tipo de servicio. Por eso es que me meto al sector farmacéutico, sin saber nada de ventas al detalla ni del sector farmacéutico.

Cuáles son las principales barreras de entrada para la industria de la medicina

En el área de farmacia, hay relativamente pocas barreras para montar farmacias. A nosotros nos imponían muchas dificultades inventadas en el camino, para bloquear nuestra entrada al principio. Pero al final de cuentas se podían superar. El sector nos veía como amenaza cuando entramos. El sector farmacéutico, en general, el principal problema que tiene, razón por la cual la gente se queja de precios, es porque hay barreras enormes y una burocracia enorme para registrar nuevos productos. Es decir, querer importar productos a El Salvador es sumamente engorroso y difícil. Te piden requerimientos que no son razonables y hay bastante arbitrariedad en el proceso.

¿Considera que las medicinas en El Salvador eran más caras antes de la Ley de Medicamentos?

Bueno, yo no estoy cien por ciento seguro de que esa aseveración sea cierta, a pesar de que todos tenemos ejemplos que hay medicamentos más caros acá que en otro lado. Pero yo diría que el principal problema es un problema de distorsión del mercado, no por falta de competencia sino por asimetría de información. Es decir, cuando el médico tiene más información que el paciente, el laboratorio más información que el médico.  El push money, lo que se entregaba de preventas a la gente del sector, que son cosas que se deberían tener y que esta ley los ha eliminado. Pero principalmente el problema es que hay barreras para la importación del producto. Esa es la razón por la cual considero que El Salvador si tiene precios altos en algunos productos es porque cuesta mucho ingresar productos al país.

¿Y si se comparan con el resto de países de la región centroamericana?

En los demás países de Centroamérica, como Guatemala y Nicaragua, hay mayor costumbre de venta de medicamentos genéricos. En la venta de medicamentos genéricos lo que pasa es que tenés una fuerza para bajar precios, porque el medicamento genérico siempre es más cómodo. Fijate que en El Salvador sucede algo que no es lo que sucede típicamente, y lo que los economistas pueden decir debe suceder, y es que entre más bajo el precio de un producto más se vende. En El Salvador no es así. Acá se vende más la medicina más cara; la medicina más cara es la de mayor venta en el país. Entonces, quiere decir que hay un factor aquí en donde el médico incide mucho en el encarecimiento de las medicinas en el país.

Cree que históricamente se han protegido algunas empresas

Sí. Yo creo que hay empresas que han ocupado su peso, su poder, su capacidad económica o, inclusive, malas prácticas de influencia en el pasado. Sí, claro que se han dado.

Cómo se pueden reducir los precios de medicinas sin recurrir a controles de precios

La ley es una ley buena en algunas cosas. Tiene otros cincuenta problemas, digamos. Pero hay ciertas partes donde sí es buena. El principal factor para reducir precios en el mercado es que el ciudadano, cuando recibe su receta, el médico pueda poner la marca pero también ponga el nombre genérico, para que cuando vaya a la farmacia y le pregunte al dependiente “qué otras opciones tiene de este genérico”. Y él te puede sacar una, dos, tres o cuatro opciones más. Y tú puedes decir “bueno, esta vale 50 dólares, esta vale 40, esta vale 25”. Pero puede que tú conozcas un laboratorio de estos y digas “me voy con este de 25”. Y no bajaste los precios, bajaste el gasto.

¿Se vuelve generador de competencia?

Pasa que en el tiempo esto genera una competencia adicional que obliga al que tiene precios más altos a ir bajando o pierda demasiado mercado. Este es el principal factor para dinamizar el sector de genéricos en el mundo entero.

Segundo, que se prohíban las prácticas que son perversas de incentivos económicos para que receten uno u otro medicamento, para que impulsen uno u otro medicamento en una farmacia. Pero principalmente creo que es información.

Y punto y aparte, si se logra abrir un poco más el mercado para que se pueda traer más producto y no sea tan complejo el registro, va haber competencia aún. Pero como te repito, lo que dijo el superintendente de competencia, que es una persona que ha hecho un estudio sobre el sector, es que no hay falta de competencia. Su conclusión es que hay falta de información para el consumidor, principalmente.

¿Cuál debe ser el rol de la Superintendencia en el mercado de las medicinas?

La Superintendencia de Competencia es quien regula el tema de competencia. La Dirección Nacional de Medicamentos es quien regula el sector. El rol de la Dirección, mientras no la declaren inconstitucional, que es bien posible, es velar por la ley. Asegurarse de que se cumpla la ley y tratar de reducir las barreras burocráticas innecesarias. Porque hay barreras burocráticas que se las inventa diversa gente del sector por distintas razones. Pero cuando comparas el requerimiento de registro de El Salvador con los requerimientos de registro, por ejemplo, de Guatemala, te das cuenta de que en Guatemala es mucho más fácil registrar un medicamento.

¿Cómo debe manejarse el mercado de las medicinas? ¿Cuál debe ser el rol del Estado y el de las empresas?

Bueno, el Estado lo que debe hacer es reducir la burocracia, facilitar la importación, quitar trabas para que el mercado funcione mejor. Y el de las empresas tener la mejor oferta, competir en el mercado sanamente.

Tiro al plato

Miguel Lacayo: padre de familia, empresario, ciudadano responsable

Ley de Medicamentos: necesaria, pero mal instituida

Ministerio de Economía: importante

TLC: gran logro para el país

Mauricio Funes: irresponsable

Dolarización: mal entendido beneficio

Medicamentos genéricos: solución práctica y efectiva

Su consejo a los jóvenes de El Salvador

El futuro del país y el que nuestro país sea cada día un país más agradable para vivir en él y donde todos tengamos oportunidades de progreso, no se da de forma automática; de la única forma que se da es que los jóvenes se involucren en la vida política del país. No podemos permitir que alguien más sea el que haga mi trabajo. Todos somos responsables de tener un mejor país. Y el ciudadano que no se involucre de alguna forma y no contribuya de alguna forma concreta a que esto se dé, no tiene derecho de quejarse. Porque la sociedad solamente va a mejorar si los que estamos en ella nos interesamos porque el futuro de este país no caiga en manos de otros. Más bien, seamos nosotros los que estemos en control de nuestro futuro.