Territorialidad, el problema de Saca

Por Mauricio González

Para que todo partido político prospere necesita tener sus bases cohesionadas y mantener todo un aparataje institucional que le provea estabilidad, fidelidad y sobre todo alcance en cualquier lugar del país. ARENA y FMLN, a través de los años, han acumulado el aparataje y la institucionalidad necesaria para asegurar un caudal de votos. Ambos partidos mantienen casas de campaña funcionales en cada ciudad, municipio, pueblo y cantón de El Salvador, proveyéndoles de un acercamiento con la gente, además de ser un centro logístico donde planifican sus acciones y eventos políticos.

Por otro lado, Elías Antonio Saca lucha por alcanzar la territorialidad que le permita un óptimo resultado en las elecciones presidenciales de 2014, Unidad carece de la institucionalidad forjada por ARENA y FMLN durante décadas. Cada semana somos testigos, a través de los medios, que Saca inaugura sus “Casas de la Unidad” alrededor de puntos clave en el país. Sin embargo, no son más que patadas de ahogado para tratar de revertir una condición adversa y desfavorable porque sencillamente no cuenta con los recursos y el aparataje de los dos principales partidos políticos.

Durante una entrevista que le realicé a Jorge Schafik Hándal, actual gerente de ALBA Alimentos en El Salvador, este fue enfático al asegurar que Saca fue electo presidente por el apoyo de ARENA. Cito textualmente sus palabras: “Tony Saca tiene un gran problema, y es que cuando él ganó las elecciones pasadas no las ganó con base en su figura. Las ganó por todo el aparato de ARENA”. El FMLN y ARENA cuentan con la facilidad, logística, personal y bases para planear y ejecutar concentraciones de masas como las que sucedieron en 2012 cuando ambos partidos presentaron sus candidatos presidenciales, Sánchez Cerén en el estadio Cuscatlán y Quijano en el Gimnasio Nacional Adolfo Pineda; Saca apenas logró llenar un ala del Centro de Ferias y Convenciones. Ante dicho panorama adverso no es de extrañar que Saca eche mano de la territorialidad que han venido construyendo durante años el PCN y PDC, además de otros mecanismos políticos para buscar el desarrollo territorial. Desconozco los términos y condiciones en que Saca ha establecido sus Casas de Unidad, estas escasamente logran su cometido de ser los cuarteles proselitista y bases logísticas del partido en cada comunidad. La mayoría de estas casas apenas se identifican con el partido con un pequeño rótulo, sus propietarios prestan sus casas por fidelidad con Unidad o probablemente a cambio de algún capital económico.

Lo cierto es que estas casas son apenas una fachada, no responden a la verdadera funcionalidad para la que son diseñados los cuarteles de campaña: dirigir, administrar el capital político, ser el centro logístico, entre otras funciones. A Tony Saca le hace falta territorialidad para ganar las elecciones presidenciales en 2014, en tan poco tiempo es casi imposible que lo logre, además no cuenta con el financiamiento de quienes toman las decisiones en el país. Probablemente, el dinero se le está acabando, emprender un proyecto presidencial a escala nacional sin el aparataje, institucionalidad, financiamiento y territorialidad de un partido consolidado a través de décadas es una tarea difícil sino imposible hasta para un personaje tan elocuente como Saca.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 21/07/2013 en La Prensa Gráfica y republicado en MedioLleno.SV

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Trackbacks / Pingbacks

  1. ¿Triple empate? | Merzales - abril 7, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: