La mentira de la democracia

Por Mauricio González

La democracia puede ejercerse de tres maneras diferentes pero complementarias. 1) Como una democracia participativa en la cual se aplica un modelo político, 2) brindando la posibilidad a los ciudadanos de asociarse y 3) organizarse lo cual deriva en partidos políticos; existe también la democracia representativa la cual consiste en que las personas reconocidas y líderes de un pueblo tomen las decisiones como representantes del mismo y por último se encuentra la democracia directa, cuando las decisiones son adoptadas directamente por el pueblo.

Desde nuestro punto de vista occidental consideramos a la democracia como la mejor forma de ejercer la intervención del pueblo en el gobierno, sin embargo, la palabra “democracia” ha sido adaptada a la medida de los intereses de la persona, institución o gobierno que la utiliza.

“Democracia” es el caballo de batalla que se utiliza en las guerras como la impulsada en Libia, donde un bando acusa a otro de “anti-democrático” y esa es razón suficiente para echar andar una campaña militar.  Sin embargo, es posible que usted se haya preguntado, ¿realmente vivimos en una democracia plena? Desde mi punto de vista en El Salvador vivimos en una democracia “parcial”.

Esto debido a que las decisiones tomadas por nuestros representantes están ligadas a intereses partidarios que a su vez se asocian a intereses económicos. La democracia representativa en la que vivimos es limitada, abarca un pequeño espacio de maniobra para los ciudadanos, quienes ven su mayor nivel de expresión en las votaciones que se realizan cada cierto tiempo.

Elegimos a nuestros representantes políticos para que ocupen cargos públicos en la administración del gobierno; elementalmente estos cargos influyen directamente en la vida de las personas a través de los servicios de carácter público que trata de asegurar cada gobierno como la salud, infraestructura vial, educación, entre otros.

Pero, ¿qué sucede cuando todos esos servicios no pueden ser asegurados por la democracia? Además, la clase política se beneficia a partir del control de los recursos del gobierno. La democracia representativa ha llegado a perder su esencia a través de los partidos políticos, sería entonces válido preguntarse si es conveniente para el país continuar ejerciendo una democracia de tipo representativo.

¿La democracia directa es la mejor y la cual deberíamos implementar? En la que el ciudadano toma las decisiones en cualquier tema, sin embargo, uno de los inconvenientes que surgen es la educación, puesto que no todos los ciudadanos están académicamente capacitados para tomar decisiones que involucren temas técnicos. Además no existen los mecanismos idóneos para que todo el país pueda tomar el gran número de decisiones que involucra el aparataje gubernamental. Sería un gran problema técnico y de recursos celebrar votaciones o plebiscitos a cada momento para tomar decisiones de país. No obstante, el desarrollo de las nuevas tecnologías puede brindarnos soluciones a largo plazo cuando se superen algunos obstáculos como la identidad dudosa en la web o la metodología adecuada para ejercer decisiones a través de la web.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 14/06/2012 en MedioLleno.SV

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: