“Así son las cosas en este país”

Por Mauricio González

La semana pasada el diputado de Cambio Democrático, Douglas Avilés hizo la afirmación que “así son las cosas en este país” en relación a la toma de decisiones “bajo la mesa” que se dio a la hora de elegir a Ástor Escalante como Fiscal General de la República. Palabras que me llamaron mucho la atención puesto que el diputado ya estaba dando por sentada una acción a todas luces antiética, la cual en principio, como padres de la patria deberían tratar de erradicar en el país.

Esa cita deja mucho que entrever puesto que se está legitimando la corrupción y los arreglos “bajo la mesa” y asumiendo una posición blanda contra este tipo acciones. Es decir, los diputados pueden ejercer tráfico de influencias, elección de cargos amañados sin que se les aplique la ley.   Y ni siquiera que un Tribunal de Ética Gubernamental actúe de oficio contra estas actuaciones de los diputados.

Lo que podemos ver es que el Estado, dividido en sus tres poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial está constituido de cierta forma fraudulenta para que los diputados no respondan por lo que yo calificaría como una injusticia contra el pueblo salvadoreño, que en ningún momento los eligió para que cometieran este tipo de arreglos viciados.

Una justificación que utilizan los diputados del FMLN es que las anteriores legislaturas de ARENA, utilizaba los mismos recursos sin importarles que fuera inconstitucional o no. Una práctica que sin duda la sociedad civil y sus organizaciones tuvieron que impedir en ese momento a través de las protestas y concentraciones, como la que la semana pasada se realizaron en contra del FMLN.

Lo cierto es que si “así son las cosas en este país”, esperaría que esta nueva legislatura, mayoritariamente de ARENA, no trate de realizar una venganza política contra las acciones efemelenistas, y que tampoco vaya a elegir Fiscal General ni magistrados para la próxima legislatura.

Tanto ARENA como el FMLN, por igual, en su momento cometieron violaciones a la Constitución del país. Lo mínimo que como ciudadano espero es que no se vuelvan a cometer este tipo de atropellos y que si las cosas “así son en el país”, cambien a partir de una legislatura responsable, ética y comprometida con respetar la institucionalidad de El Salvador.

Porque si no se realiza un cambio en las próximas legislaturas, se estarían cometiendo los mismos errores del pasado que no abonarían en nada al desarrollo del país. Además, sin liderazgos firmes, estaríamos a las puertas de nuevas inconstitucionalidades y sientan malos precedentes para que los jóvenes de hoy cometan estas desafortunadas acciones dentro de 20 o 30  años cuando sean quienes detenten el poder excusándose en el simple hecho que “así son las cosas en el país”.

Argumento deplorable del diputado Avilés que contribuye a legitimar un círculo vicioso que no abona en nada para que el país pueda salir adelante no solo en el tema económico y de desarrollo humano, sino también en el deber ético que tienen los diputados ante nosotros, el pueblo salvadoreño.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 01/05/2012 en MedioLleno.SV

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: