La juventud reclama participación

Por Mauricio González

Junto a la caída del Muro de Berlín –1989– y la firma de los acuerdos de paz –1992– en El Salvador surgió una “nueva” clase dirigente encargada de preparar al país para enfrentar los desafíos del siglo XXI como son los retos que demandan una preparación técnica y académica libre de ideologías exacerbadas.

Muchos de estos dirigentes han estado vinculados al escenario político por décadas, obstaculizando el ingreso de mentes frescas y ajenas a las intrigas de la Asamblea Legislativa.

Desde que tengo 13 años recuerdo las mismas caras en la política salvadoreña: Alfredo Cristiani, Salvador Sánchez, Sigfrido Reyes, Ciro Zepeda, Mercedes Salguero, Rodolfo Parker y otros. Hemos sido testigos de sus discusiones estériles, de confrontaciones ideológicas que no abonan de forma concreta a las verdaderas dificultades que enfrenta el país.

Diferentes problemáticas son abordadas desde la misma perspectiva, sin dejar lugar a un pensamiento fresco, apartado de ideales anacrónicos fundamentados en la Guerra Fría –1947, 1989–, ideas que continúan vigentes en buena parte de los políticos salvadoreños y que la historia ha refutado con dos sucesos contundentes. Iniciando con el descalabro del socialismo, reflejado en la caída de La Unión Soviética y finalizando con la crisis económica mundial de 2008, iniciada en Estados Unidos y que ahora se propaga a Europa, dejando al descubierto el fracaso neoliberal producto de la avaricia desmedida de Wall Street.

El joven salvadoreño no necesita de ideologías gestadas en medio de la polarización planetaria. Necesita herramientas para potenciar su educación y así optar a cargos en la política nacional; descartar a dirigentes que ya tuvieron durante décadas su oportunidad de gobernar y ahora mediante herramientas “democráticas” se perpetúan como dictadores en la administración de los partidos y en la Asamblea Legislativa.

Esta juventud demanda una apertura real de los espacios públicos, para oxigenar así el aparato gubernamental y proyectarse a un escenario mundial cada vez más competitivo y cambiante en los ámbitos económico, energético, tecnológico, mediático.

Si deseamos un nuevo El Salvador, moderno y abierto a la dinámica mundial es predominante transferir los cargos de poder a las nuevas generaciones de posguerra. Excluir a la antigua clase de dirigentes y ex combatientes forjados en el cuartel o la montaña que niegan espacios influyentes a una juventud más preparada en tecnología, ciencias y con un sentido más amplio de la política.

Nosotros, jóvenes con el poder de voto, debemos buscar puntos de vista alternos, ajenos a las ideologías necias. Desarrollando políticas que aseguren la sustentabilidad alimentaria, ambiental y energética del país en el presente siglo.

Tomando como referencia ejemplos que escapen de la vieja retórica maniquea a la que estamos acostumbrados, vislumbremos horizontes más lejanos que los propuestos por Washington. Ejemplos como la de “Los Verdes”, partido ecologista alemán, deben inspirar a una nueva generación de jóvenes comprometidos con la defensa del medio ambiente y una economía más transparente.

Necesitamos dirigentes con nuevas visiones de mundo, donde sus credenciales académicas primen sobre la militancia partidaria. Ingenieros, licenciados, con maestrías y doctorados son quienes están más capacitados para manejar la política. No esos dirigentes que en pleno auge de la Web 2.0, el BlackBerry y las laptop defienden principios fracasados en el tiempo.

Esos, en pleno siglo XXI, son parte de una especie nociva para la política salvadoreña: fósiles de la Guerra Fría.

* Esta columna fue publicada por primera vez el 17/4/2011 en La Prensa Gráfica

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: